Iluminación en el Cine

Reconozcamos hoy la importancia de la luz en el cine, pintura, fotografía y todo lo demás. Así como la necesitamos para vivir (a menos que seamos vampiros), la luz es un elemento esencial al momento de narrar una historia.

¿Quieres hacer una primera prueba?

Agarra un cuento de terror y cuéntaselo a 5 amigos bajo el sol del mediodía en una plaza cualquiera. Ese mismo cuento relátalo en la noche oscura, iluminándote la cara desde abajo con una linterna. El efecto, en el segundo caso será mucho más aterrador. Se ilumina para mostrar y para contar. La Luz le da un sentido estético a cada escena y lo más importante es que le da la visibilidad a esta para que la cámara pueda tomar el registro de ellas y le otorga volumen a los objetos y también a los personajes para que no se vean planos.

Algunos tipos de luces que se identifican son:

  1. Luz principal (key light): incide en la escena a es la zona de mayor luminosidad determina el nivel de sombra que llevara la escena y con respecto a esta se disponen las demás luces se ubica a 45° en altura.
  2. Luz de relleno (fill light): atenúa las zonas del sujeto producidas por la luz principal sin borrarla suele ser difusa la sombra nos da cuenta del volumen fuente poderosa pero aplicada suavemente ya sea rebotándolas en plumas o en paneles tamizados.
  3. Contra luz: recorta los sujetos respecto del fondo remarca los sujetos se puede poner detrás o lateral pero alta.
  4. Luz de fondo: acentúa áreas detrás del sujeto respecto a la posición de contra genera áreas o zonas de luz separa el fondo respecto del sujeto en primer plano.

Como modelos de iluminación se reconocen:

  1. Pictorialista: que no tiene explicación justificada para las fuentes no se justifican en términos de composición son para generar suspenso, tensión e incomodidad.
  2. Naturalista: es la que busca y trata de representar fielmente a la realidad.

Las lámparas que se usan para las producciones audiovisuales tienen que tener características especificas como cierto tipo de temperatura de color para determinada escena y propósito, estas luces se miden en grados kelvin, las luces de tungsteno tiene alrededor de 3200°k. y la luz día tiene 5600°k. pero claro la luz día y las lámparas varían de temperatura dependiendo del material que se utilice y el día dependiendo de la hora del día. Para atrás

La historia de la iluminación en el cine corre paralela a la historia de la tecnología y el cine como todas las industrias se nutre de los adelantos técnicos de la época. En los comienzos las emulsiones fotográficas eran muy poco sensibles a la luz, por lo que se necesitaba mucha por eso se utilizó la luz del sol para filmar. Desde 1827 la carrera para conseguir emulsiones cada vez más sensibles ha sido imparable: en aquel año Nicéphore Niépce realiza la primera foto utilizando betún de Judea, empleando en la exposición a la luz unas 14 horas. En 1839 Louis Daguerre fija la imagen sobre una plancha sensible de cobre (Daguerrotipo) tras 30 minutos de exposición. En 1840 Tallo inventa el calotipo y ya emplea solamente 2 minutos. Y en 1851 F. Scott Archer utilizando colodión húmedo ya hace posible la instantánea solo tarda unos pocos segundos. Entre 1855 y 1868 se experimenta y comercializa el celuloide, y a partir de 1880 se cuenta con un producto mucho más estable que el colodión húmedo, la gelatina-bromuro. Con ello quedaba el camino expedito para la fotografía en movimiento. (SÁNCHEZ VIDAL, Agustín. Historia del Cine. Madrid: Historia 16, 1997.). Este extracto proviene de un capítulo de tesis descargable haciendo click aquí

Contacto

Nos vemos Igual nosvemosigual@gmail.com